por qué comprar una joya

¿Por qué comprar una joya si puedo comprar una televisión de 55 pulgadas?

Las joyas a menudo se ven como una compra extravagante, pero hay una serie de razones por las que las personas eligen comprar joyas. Muchas personas sienten que es una forma de autoexpresión y que se pueden usar para mostrar su personalidad o estilo. Las joyas también se pueden usar como una forma de conmemorar ocasiones especiales o recordar a tus seres queridos que son alguien muy especial para ti. Finalmente, muchas personas creen que la joyería es una inversión valiosa y puede aumentar su valor con el tiempo.

Razones para comprar una joya

Hay muchas razones para optar a comprar una joya. Tal vez estés buscando un regalo especial para un ser querido, o tal vez quieras algo para hacerte un regalo a ti misma, porque te lo mereces. Una mayores razones para comprar joyas es porque es un gran regalo. Ya sea que alguien esté buscando un anillo de compromiso, un regalo de cumpleaños o algo para conmemorar un evento especial, la joyería siempre parece cumplir con los requisitos. Además de hacer grandes regalos, las joyas también pueden ser excelentes inversiones.

Te dejo un puñado de razones, de por qué comprar una joya.

Comprar una joya para realzar la belleza

Un complemento como las joyas hace que todo, simplemente, siente mejor. Ya sea un collar con un buen diseño o un anillo elaborado, usar joyas puede hacer que una mujer se sienta más segura y atractiva. De hecho, muchas mujeres dicen que se sienten desnudas cuando salen sin ninguna joya. Aunque, está claro, que depende muchísimo del estilo que lleves.

Si sigues leyendo este artículo, te mostraré que hay un montón de razones para comprar una joya, algunos pueden hacerlo por razones sentimentales, otros pueden comprar joyas como inversión. Pero hay un gran número de personas que simplemente las compran para disfrutar de la belleza intrínseca de las propias joyas. He de decirte, que para joyas con diseños únicos y especiales, no hay como las joyas de autor, que hasta se exhiben en museos y galerías de arte.

Las joyas pueden agregar chispa y brillo a cualquier atuendo, haciendo que te veas más refinada y arreglada.

Comprar una joya como inversión

Cuando se trata de invertir, la gente suele pensar en acciones, bonos y otras opciones tradicionales. Sin embargo, como inversión, las joyas pueden ser una excelente opción para aquellos que buscan proteger sus activos. En tiempos económicos difíciles, las joyas a menudo mantienen su valor mejor que otras formas de inversión. Y muy difícilmente, se puede convertir en una inversión de riesgo. Si bien el precio de compra inicial de las joyas puede ser alto, con el tiempo a menudo es posible obtener ganancias.

Aquí hay cuatro razones por las que comprar joyas puede ser una inversión inteligente:

  1. La joyería es un activo tangible que se puede disfrutar mientras se posee y luego se vende para obtener una ganancia, si llega el momento.
  2. Es un mercado global con una amplia variedad de artículos disponibles para comprar, por lo que puedes encontrar algo que te atraiga y se ajuste a tu presupuesto. Tendrá valor en todo el mundo.
  3. El valor de las joyas generalmente aumenta con el tiempo, lo que las convierte en una buena opción de inversión.
  4. Las joyas se pueden usar o exhibir en eventos sociales, para agregar belleza y valor a tu entorno.

Comprar una joya por razones sentimentales

Cuando se trata de hacer una gran compra, a muchas personas les gusta pensar en las razones prácticas: ¿qué hace el objeto por mí y cuánto valor tiene? Pero a veces la gente compra cosas por motivos sentimentales, y eso puede ser un motivador igual de poderoso.

Piensa en un collar que te regaló tu abuela o en el anillo que solía usar tu madre cuando eras niña. No hay ninguna razón racional por la que esos objetos deban significar tanto para ti, pero lo hacen. Es posible que ni siquiera los uses con mucha frecuencia, pero solo tenerlos te hace sentir conectada con tu historia familiar.

Algunas personas pueden llamar a eso irracional, pero hay algo que decir sobre la valoración de un objeto en función de las emociones que genera en lugar de su valor funcional solo, ¿no crees?

Comprar una joya como una declaración de amor

¿Hay algo más romántico que regalar una joya a alguien a quien amas? Puede ser un collar, un anillo, una pulsera o unos pendientes. Regalar joyas es una tradición que existe desde hace siglos y una forma de declarar tu amor por alguien.

Cuando le regalas joyas a alguien, le estás diciendo que quieres que sea parte de tu vida para siempre. También le estás diciendo que crees que es especial y valioso para ti. Las joyas pueden ser caras (bueno, llamémosle de precio algo, para ser más rigurosos), por lo que generalmente se regalan a alguien que significan mucho para ti, así que, el dolor de gastar, es más liviano.

Otra razón por la que las personas regalan joyas es porque es una forma de mostrar su riqueza, aunque en nuestra sociedad… esto queda un poco feo ¿verdad?. Por lo menso en el ciudadano medio, entre las grandes esferas económicas, ya no te lo puedo decir.

Comprar una joya por satisfacción personal

La satisfacción personal puede ser una razón muy potente para comprar una joya; digamos que, el auto regalo, a veces sin excusa, es la razón más importante. Además, en este caso, es una compra bastante compulsiva, que va más allá de la compra racional o como inversión. Comprar una joya para ti, por su belleza, por su brillo o por la razón que tú tengas, te hará sentir fenomenal.

Lucir una hermosa pieza de joyería puede hacerte sentir especial en determinadas situaciones sociales o eventos. No hay más que ver como las actrices de Hollywood, se ofrecen como maniquies para exhibir joyas de firmas importantes en eventos como los Oscar. También puede agregar un toque de lujo y glamour a tu vida, que siempre es refrescante. Ya sea que elijas comprar una pieza para ti o para regalar a para otra persona, las joyas seguramente traerán felicidad.

Aquí hay cuatro razones por las que comprar joyas puede traer felicidad y satisfacción:

  1. Comprar joyas es una forma de celebrar los momentos especiales de la vida, no estamos tan sobrados de estos momentos en los tiempos que corren.
  2. La joyería es una gran manera de mostrar tu amor y aprecio por alguien especial, si hablamos de un regalo, pero si hablamos de un regalo para ti, tú eres una de las persona más importante de tu vida… o de las más importantes.
  3. Poseer hermosas joyas te hace sentir bien contigo mismo. Un objeto que te entra por el ojo, una pulsera que brilla de forma especial, unos pendientes ideales para un evento familiar o un colgante que es el complemento perfecto a esa blusa que compraste la semana pasada…
  4. La joyería es una forma de expresión atemporal que siempre será apreciada. Un buen diseño de joya, no suele pasar de moda. A veces vemos un collar de nuestra abuela, que cuando éramos niñas nos parecía muy clásico, pero cuando somos adultos, nos encanta y le recordamos con cariño.

Comprar una joya para conmemorar un evento

A la hora de conmemorar un acontecimiento o fecha señalada, muchas personas optan por comprar una joya. Hay algunas razones para esto. En primer lugar, las joyas son una forma de marcar una ocasión de forma permanente. Se pueden usar como un recordatorio de esa época durante años. Además, se pueden transmitir de generación en generación como símbolo del evento.

Por último, a menudo tienen un valor sentimental y pueden representar diferentes cosas para diferentes personas. Por ejemplo, los diamantes suelen verse como símbolos de amor y compromiso, mientras que los rubíes representan pasión y energía. Sea cual sea el motivo, comprar una joya para conmemorar un acontecimiento es una tradición que se sigue desde hace siglos.

También puedes comprar una joya para conmemorar eventos importantes de la vida. Por ejemplo, puede comprar un anillo para celebrar un compromiso o aniversario, o un collar para marcar el nacimiento de un niño.

Imagina que se acercaba el cumpleaños número 80 de tu abuela y quieres regalarle algo especial. Las perlas a menudo se asocian con la elegancia y la sofisticación, que es exactamente lo que encarna tu abuela para ti. No solo apreciará el sentimiento detrás del regalo, sino que también le encantará cómo se ve en ellas.

Otra gran opción para conmemorar un evento es conseguir una joya personalizada o una joya de autor con diseños de gran personalidad, exclusividad y, en ocasiones, puedes encontrarte con series numeradas o piezas únicas.

Cómo comprar una joya

Haz tu investigación

Cuando buscas comprar una pieza de joyería, es importante que investigues. No todas las joyas son iguales, hay muchos factores a considerar al realizar una compra. Estos son algunos consejos para comprar joyas:

  1. Considerar la calidad de los materiales. Cuanto mejor sea la calidad de los materiales, más durará la pieza. También tendrá más valor. Habrá diseños que por el alto valor de los materiales, solo las podrás encontrar en joyerías.
  2. Piensa en tu estilo de vida. Si eres una persona muy activa, que da mucho uso a los objetos en situaciones extremas, es posible que quieras comprar algo que sea más duradero y resistente.
  3. Mira el diseño. Asegúrate de que te guste cómo se ve la pieza, que combine con tu estilo, que ayude a complementar otras piezas que tengas en el joyero, por ejemplo.
  4. Consulta el precio. Asegúrese de invertir tu dinero en algo que tiene el valor que parece. Sobre todo, si la compra está orientada hacia la inversión.
  5. Obtener una garantía. Una buena garantía protegerá tu compra en caso de que algo salga mal.

Compara precios

Es importante comparar precios al comprar joyas, ya que puede haber una amplia variedad de precios para joyas similares. También es importante recordar que no se debe sacrificar la calidad para ahorrar dinero; el valor una pieza de joyería suele ir relacionado con la calidad de las piedras o el peso de los metales como el oro o la plata. Sin olvidar, lógicamente, el diseño o la dificultad de elaboración. En el mundo de la joya de autor, el nombre del diseñador puede llevar un coste extra en el precio final del producto. Recuerda que una joya de autor se puede considerar una obra de arte.

Dicho esto, hay algunas grandes ofertas que se pueden encontrar en joyería de alta calidad si estás dispuesta a investigar un poquito. Si estás buscando algo más exclusivo, puede valer la pena visitar las joyerías locales. Estos joyeros a menudo tienen piezas únicas que no puedes encontrar en ningún otro lugar. Si no quieres irte muy lejos, en esta misma web, encontrarás buenos ejemplos de diferentes autores con mayor o menor renombre, pero todos son joyeros profesionales respaldados por la Asociación de Joyas de Autor.

Pide un certificado de autenticidad

Cuando compres joyas, siempre pide un certificado de autenticidad sobre la calidad de las piedras. Esto asegurará que obtengas algo real y no una imitación barata. La mayoría de los joyeros de renombre proporcionarán este certificado de forma gratuita. También es importante verificar la calidad del diamante o la piedra preciosa que tenga la joya. Un gemólogo certificado debería poder ayudarte con esto. Siguiendo estos consejos, puedes estar segura de que estás obteniendo el mejor valor posible por tu inversión.

Inspecciona la joya antes de comprarla

Al comprar una joya, es importante inspeccionarla antes de comprarla. Esto ayudará a garantizar que la joya sea de buena calidad y cumpla con tus expectativas. Algunas cosas que debes buscar incluyen:

  • La calidad general de la joya. ¿Está bien elaborado? ¿Están bien colocadas las piedras? ¿Tiene golpes? ¿Los engarces se mueven? ¿Están rallados los metales o golpeadas las piedras?
  • El tipo de metal utilizado en el montaje. El oro, la plata o el platino son metales comunes que se usan en los engastes de joyería. Varía muchísimo el precio entre ellos y proporcionan estilos muy diferentes. Elige uno que coincida con tu estilo y presupuesto.
  • El tipo de piedras utilizadas en la joyería. Los diamantes, rubíes, zafiros y esmeraldas son opciones populares. Asegúrate de que las piedras sean de buena calidad, color y transparencia. Ya te comentamos que un gemólogo puede ayudarte con este proceso. A veces puedes encontrar piezas con piedras preciosas que son de baja calidad, vamos, que de preciosas tienen solo lo bonitas que son, pero no tienen la calidad para denominarlas joyas.
  • También hay piedras naturales fuera del grupo de las denominadas piedras  preciosas que son de una gran belleza, y a veces contienen inclusiones o imperfecciones que las hacen todavía más bellas y especiales, aunque pueden tener menos valor pueden hacerlas más únicas por sus rarezas.
  • El tamaño de la joya. Asegúrese de que no sea demasiado grande o demasiado pequeña para tu gusto. El tamaño del conjunto de la pieza, el tamaño de las piedras o el peso de los metales utilizados, está en concordancia con su precio.
  • Matizando el punto anterior, si decidimos compara una joya online, quizás un buen consejo es que te fijes en las medidas de la pieza porque, a veces, las fotografías nos pueden confundir. Comprueba si tienen fotos de la pieza sobre una modelo o junto algún objeto de referencia.

Un último consejo, compra a un joyero de confianza. Bazares y mercadillos pueden tener piedras preciosas pero no son de calidad. En esta web, tienes la garantía de la Asociación de Joyeros de Autor, que certifica la calidad de las joyas que encontrarás en nuestra sección de joyas online. Quizás te interese:

En conclusión, si bien los televisores son piezas de tecnología importantes y útiles, no tienen el mismo valor duradero que las joyas. Al comparar un televisor con una joya, podemos ver que una joya es una mejor inversión porque durará más y tendrá más usos y lo que es más importante, su valor aumentará con los año. Por lo tanto, al considerar si comprar un televisor o una joya, está claro que una joya es la mejor opción.